Una solución fácil y barata para uñas encarnadas

Si estás aquí es por que estás sufriendo un dolor muy jod… muy puñetero. Vamos a compartir contigo un remedio que te permitirá aliviar el dolor.

Una herramienta para uñas encarnadas. Sabemos que una uña encerrada es algo molesto, y que no te dejan realizar tus actividades cotidianas. No aguantes más este terrible dolor que te hace pasar malos ratos.

Probablemente te estas identificando con lo que decimos, y es que mucha gente padece de esta mala suerte. Es por ello que vamos a darte estas soluciones para uñas encarnadas.

Motivos para comprar una herramienta especializada en uñas encarnadas

En primer lugar tenemos que intentar evitar por todos los medios la onicocriptosis. Esto ocurre cuando la uña se rompe dentro de la piel, y es muy doloroso… Si eres consciente que eres una persona propensa a sufrir uñeros hay que intentar evitarlo. Como se suele decir, mejor prevenir que curar.

Por supuesto el primer paso es cortarse las uñas debidamente (con un cortauñas, o usando unas tijeras si quieres llegar más adentro con la punta). Hacerlo de la forma más redonda posible. Si dejamos bordes puntiagudos, o directamente cortamos al uña de una forma recta, tendrás más posibilidades de que la uña se te clave.



También intenta no usar zapatos demasiado apretados… Hay un truco que es limar la zona central de la uña por la parte de arriba y hacer que sea algo más delgada, así la uña no mantendrá tanta fuerza y será algo más flexible.

Sin embargo si no puedes hacer nada y necesitas un remedio, te ofrecemos varias herramientas para uñas encarnadas. A groso modo son como unas pinzas que levantan levemente la uña para corregir su forma. Y de esta forma evitar causarte inflamación o heridas.

Pon solución usando un clip para curar uñeros

herramienta para uñas encarnadas
Quizá el utensilio más peculiar, es una especie de sacacorchos sacado directamente del siglo XV. Remojando la uña y colocando este utensilio, consigues enderezar la uña haciendo que no se te clave, y mientras lo tienes puesto, puedes secar el dedo para fijar la forma de la uña y colocarte algún algodón.

Hay unos clips rígidos y unos muelles flexibles que sujetan la uña ejerciendo presión favoreciendo que la uña crezca con una forma natural. Los puedes usar durante la noche, o con zapato abierto. Si no, puede ser algo incomodo, pero por probar…

De manera similar hay unas pegatinas que se adhieren de lado a lado en la parte de arriba de la uña haciendo que no se te claven. En consecuencia y haciendo esto varias semanas, con cualquiera de las soluciones podrás por fin librarte de un dolor que fastidia tu día a día y no te deja ni disfrutar de un paseo.

¡Gracias por la compra!.



ADEMÁS DE SOLUCIONES DE UÑAS ENCARNADAS, EN NUESTRA TIENDA TE RECOMENDAMOS: