Las esponjas para uñas son la última moda en manicura

Pintarte las uñas con esponjas para uñas es súper sencillo. Una forma perfecta de ser el centro de atención en todos los eventos.

Las uñas son la última tendencia para llevar un complemento, y tenemos que pensar en ella como tal. Gracias a su facilidad, ¡Puede ser una de las primeras técnicas que aprendas en la decoración para uñas!.

Con lo fácil que es utilizar las esponjas para uñas, a penas vas a necesitar unos cuantos pasos.

Lista para comprar esponjas de uñas

Entra en el mundo del Nail Art con esponjas para uñas

Vivimos en la era de la especialización, y para que las cosas funcionen bien hay que usar las herramientas dedicadas. No lo decimos por decir, haz la prueba. Si usas una esponja de cocina o cualquier otra, vas a tener problemas para conseguir un buen trabajo…

Casi siempre suelta trocitos minúsculos de esponja, y al quitarlos con unas pinzas provocarás que aparezcan cráteres en la pintura y tendrás que empezar otra vez.

La calidad en los productos es importante. Las esponjas para uñas tienen una superficie lisa y con la consistencia adecuada, además de un muy buen precio. Invierte un poquito y asegúrate de tener buenos materiales.

Oferta
OurLeeme Cepillos para uñas, Nail Art Esponja Cepillo Cabeza 6 UNIDS...
Fácil de reemplazar y operar, adecuado para uso profesional y doméstico.
6,99 € −2,00 € 4,99 €

Con las esponjas de uñas puedes hacer degradados perfectos

El motivo principal para usar las esponjas para uñas, es hacer degradados de color. Poder mezclar varios colores sobre la uña con un difuminado suave entre ellos. Que los colores se fundan de una manera suave con una brocha, es casi imposible.

Además de las típicas esponjas cuadradas o triangulares, se han diseñado estos pinceles con diferentes puntas para ayudarnos a conseguir ese bonito degradé o gradient, como se le conoce en el mundo de la manicura.

Si quieres tener algo más que la típica uña pero no te apetece liarte demasiado, esta es una buena forma de conseguirlo. Llevarlas así es suficiente para tener un nuevo aspecto, o al contrario, puedes utilizarlo como base para un nail art más elaborado.

Como utilizar las esponjas de manicura de forma fácil

Hay diferentes formas. Quizá las más conocida es la que ves en nuestra portada… Pintas una esponja para uñas con una brocha de uno o varios colores, y la utilizas como si de un sello se tratara.

Consigues una estampación de los colores elegidos… Y aunque esta es la base, se puede refinar bastante.

El secreto es la combinación de colores, y la paciencia. No siempre todos los colores encajan bien.

Por ejemplo, si quieres hacer un degradado de color rojo, puedes pintar la uña de color amarillo, blanco o rosa muy claro, y luego hacer un degradado con rojo… ¿Por qué?, pues por que son colores complementarios.

Son colores cálidos que pertenecen a una misma gama. En la escala cromática encaja pasar del rojo al naranja, y al amarillo; o pasar del rojo al rosa, y acabar con el blanco.

Por lo tanto te recomendamos que antes de empezar estudies sobre un papel y lápices de colores, como puede quedar.

Además como sabemos que el dinero es importante, una forma de ahorrar dinero es empezar con solo dos esmaltes.

Utilizar un único color para hacer el degradado queda fantástico. Piensa que al usar la esponja el color se aplica en una capa muy fina y la primera capa transparenta (si, tendrás que dar varias capas si quieres que el color sea intenso).

Trucos para usar las esponjas para uñas en casa

No cargues la esponja para uñas con demasiado esmalte. Aunque pongas mucho, no impregnará más. El secreto es ir a capas finas, esperando a que sequen entre ellas.

Así tendrás un degradado suave, e intenso. Los colores deben fundirse de una forma muy sutil, por que si no quedaría demasiado artificial.

Si usas un solo color o una esponja pequeña, da golpes rápidos y con poca presión. Así te aseguras de que el esmalte se vaya impregnando de forma uniforme.

Puedes aplicar el esmalte directamente en la esponja o poner un poco en un plástico e ir mojando la esponja ahí. Para quitar el exceso, mancha un poco con la esponja sobre una servilleta.

Experimenta. Pásatelo bien probando nuevas creaciones. Puedes mezclar la técnica del gradient nail con sellos, pegatinas, cintas decorativas, purpurina…

¡Gracias por la compra!.

Además de esponjas para decorar uñas, en nuestra te recomendamos: